16.1.13

Evolución.


Un día nos paramos
sobre nuestros pies.
Erguimos nuestro cuerpo
enderezamos la columna
levantamos la frente
y anduvimos para encontrarnos.

Aprendimos a hablar
después a escribir
y a leer.

Miles de años más tarde
estoy acá
gritando mis versos al viento
desarmandome en lineas que tratan
de decirte una verdad.

Miles de años después
te sigo buscando en la niebla.

Miles de años después
aun me quedo sin palabras.

Miles de años después
y en el medio la guerra, el arte y la ciencia.

Un día nos paramos
sobre nuestros pies
miles de años después
no aprendimos nada.


1 comentario:

  1. Y siempre igual, jamás se aprende nada..., ahí te doy la razón.

    ResponderEliminar