28.11.16

A usted.


A usted
que de tanto
bailar sabe bien
qué cosa es la música. Usted
que de tanto parirla
sabe bien
qué cosa es la belleza.

A cuidarse de las puertas
cerradas de adentro
con trabas de miedo.

4.11.16

Como si no estuviésemos malditos.



En sincronía con el giro
previsible de los acontecimientos
solo podemos
aferrarnos a la verdad
la que ya está dicha
la que alguien vendrá a decir
la que callaremos por
pudor o por principios

tus ojos y tu voz
el preciso mapa de la belleza
un fresno grandote
en la vereda
tus luchas graves
mi estúpido y feroz miedo
a la humanidad los desfasajes
emocionales el destino
contrahecho los martes
de lluvia
la vida
sangrando y latiendo

quiero estirar
mi mano agarrar
tu mano salir
de la ciudad un par de días
llevarte al cine
perder el colectivo
sentarnos a mirar la noche
como si no estuviésemos malditos
ni enojados ni tristes
ni solos.



26.10.16

Ella dice la tristeza.



Ella dice la tristeza
el cielo gris
y mis murallas ya no contienen nada
inútiles olvidan mis ejércitos
sus deberes y se baten
en tropel de retirada
arrasan las reservas del invierno
acusan inclementes
por traidora a la tibia
madrugada que me trae
los últimos temblores. Ella dice
la tristeza el cielo gris
me voy.
Y mi voz quemada
ya no sabe contestar:
hasta mañana.

17.10.16

Donde vienen creciendo.



Entonces fue dejarnos
caer nuestra única 
forma coherente de salvarnos.
Para aquellos que luchan
batallas que ya saben
perdidas no habrá
jamás posible feroz
amenaza ni tampoco
ilusoria promesa de lejano
paraíso feliz.
Caer leve hasta lo más
recóndito de nuestra 
efímera y feroz
existencia y alumbrar
con el incendio de nuestros
huesos las húmedas
paredes del espacio donde
vienen creciendo los versos.



13.10.16

Lo que hay que dar.



Darle al poema
lo que el poema pide
a la vida lo que la vida exige
a la libertad las
alas el corazón a los afectos
al duende
del vino las estrellas
a los cuatro
elementos cada verso
tejido entre banderas
milenarias de lucha
al futuro el coraje
al cielo, brillante
una wiphala
a tus ojos todo
lo que tengo
a la resistencia la ternura
la sangre a los sueños
a los chupamedias de turno
la nausea que provocan
y a los poderosos
ni la espalda
ni la hora.

7.9.16

Oficio de hilar.



Hilar palabras
tuberías ceremonias aromas
especiados que transitan
la mañana trashumarlos
en formas de viento o de canción.

Unir con tinta
azul oscura los
lunares de los cuerpos al sol
formando mapas territorios
nuevos desconocidos habitables.

Amar siempre incluso
en la muerte inevitable aún
después del olvido y cuando llega
la noche con la sangre
y el vino entregar
estos versos mínimos a la tierra.

31.8.16

Vidalita del Brasil.



Brasil decime que se siente
¡Vidalitay!
que te hayan caído
sesenta y un monstruos
con tentáculos
de pantallas y titulares.

Hermano Brasil cómo nos duele
¡Vidalitay!
tu dolor agudo
el desamparo de tus
colgantes favelas donde
crecen el hambre
la belleza y los feroces
laterales izquierdos.
Porque todos los pueblos
son un pueblo
hermano Brasil
no me cuentes, yo lo siento.

El eco de los vencidos va recorriendo
un continente neo colonizado
y en el profundo estremecimiento
de tus selvas, tus montañas
tus playas, tus
bestias de sangre se presiente
la  tristeza. ¡Vidalitay!

Y tal vez esta noche cuando
salga la luna ¡Vidalitay!
la serpiente de agua que
te recorre llore
el llanto de tu pueblo
que es el llanto de todos los pueblos.

¡Vidalitay!